Recetas

Pudin de pan y arándanos

15 octubre, 2018
Pudin de pan y arándanos

Pudin de pan y arándanos

No hay nada mejor para sobrellevar la lluvia y el frío, que una merienda a base de leche caliente y un estupendo dulce de acompañamiento. Así es como llegó el pudin de pan y arándanos a mi vida. Una receta también catalogada como de aprovechamiento.

Este fin de semana ha sido primer domingo que ha abierto la veda del mal tiempo. ¿Qué quiere decir esto? Pues que tengo que darle la bienvenida a los domingos en pijama, donde las tardes son de películas vistas desde el sofá, con manta incluida y tapada hasta la cabeza. Todo ello acompañado, por supuesto, con mis míticas meriendas de café calentito y sus correspondientes dulces.

Creo que es el culmen de la felicidad en esta época del año. Es decir, si no puedo aprovechar el día con un sol resplandeciente sobre mi piel en una terraza en la calle, tendré que conformarme con la lúgubre y tenue luz de la televisión de mi casa. Además, así doy comienzo a la época de hibernación (soy como los osos).

INGREDIENTES:

  • 8 rebanadas de pan.

  • Arándanos morados.

  • Arándanos rojos secos.

  • 2 huevos.

  • 200ml de nata.

  • 150g de mantequilla.

  • 20ml de leche.

  • Esencia de vainilla.

  • 250g de azúcar.

  • Sal.

1º. Mientras derretimos la mantequilla en el microondas, realizamos la mezcla combinando primero la nata con los huevos y la leche. Luego añadimos la vainilla, el azúcar, la sal y algunos arándanos de ambos colores. Finalmente lo mezclamos todo con la mantequilla derretida.

Cerveza de mantequilla.

2º. A continuación, vamos partiendo las rebanas de pan de molde de forma irregular sobre un recipiente apto para hornos. Una vez que lo cubramos por completo, vertemos la mezcla anteriormente elaborada y la terminamos echando unos cuantos arándanos más por encima.

Pudin de pan y arándanos

3º. Después metemos al horno la mezcla a 180º por arriba y por abajo. El tiempo es un poco relativo, pues debemos esperar a que se cuaje bien el pudin y no permitir que se nos tueste mucho por arriba. Si es necesario, dejar el horno con calor solo por la parte de abajo, así conseguiremos una consistencia más perfecta.

Pudin de pan y arándanos

Se trata, en realidad, de una receta de aprovechamiento, pues de alguna forma sirve para rescatar el pan. Es decir, en este caso hemos empleado pan de molde para elaborarlo, pero podéis optar por pan duro. Ya que, al fin y al cabo, lo que hacéis es ablandarlo con la leche y la nata, para que quede una masa abizcochada.

También te podría interesar

1 comentario

  • Reply cristina 8 noviembre, 2018 at 17:53

    estará de muerte¡¡¡ que fácil y rico se ve este postre.
    besos crisylaura

  • Responder