Bares y Restaurantes

El “brunch” gaditano lleva por nombre La Regadera

28 agosto, 2018
Cereales de La Regadera.

La Regadera en Cádiz

Si me recomiendas un sitio nuevo al que ir, allí me verás. Así fue como conocí La Regadera Coffee Bar de Cádiz. Como veis, os hago caso en todo, ¡jajajaja! En este nuevo sitio, nos pusimos hasta arriba desayunando. ¡ESTABA TODO TAN BUENO!

Cuando regresas después de tanto tiempo a tu ciudad natal (en mi caso Cádiz), aparte de que de te das cuenta de lo mucho que te hacía falta visitarla, eres más consciente de los cambios que vive la urbe. Uno de los grandes problemas de la tacita de plata es el empleo y los comercios vacíos.

Sin embargo, esta vez, me di cuenta de que había muchos bares nuevos, muy hipster la mayoría de ellos. No sé, vi Cádiz como con otro aire y me gustó. Uno de los lugares que daba esta nueva imagen fue La Regadera Coffee Bar, que me recomendó mi cuñada.

Tostadas en la Regadera

Normalmente, este tipo de cafeterías están más en el centro. Sin embargo, La Regadera Coffee Bar se ubica en el extramuro, concretamente en la calle Francisco de Sola. Es decir, muy cerca de mi casa, lo cual le otorga a esta cafetería un punto más, ¡jajaja!

Mollete de La Regadera

En su carta podéis encontrar diferentes panes para tostadas. Desde el de cereales, pasando por la típica Viena o el preferido de todos, que es el mollete de Antequera. Mermelada, mantequilla, tomate, embutido, cualquier acompañante es válido en La Regadera.

Tartas de La Regadera.

También cuentan con un amplio surtido de tartas y dulces. Esta en concreto nos llamó mucho la atención por su vistosidad, pero luego estaba riquísima. El bizcocho no estaba para nada seco, que suele pasar mucho y la cobertura, si no recuerdo mal, era una mezcla entre chocolate blanco y buttecream.

Cereales de La Regadera.

Por último, y esto fue más pijada que otra cosa, también nos pedimos un bol de muesli con frutas. Una combinación de yogur natural con diversos cereales y frutos secos (avena, pasas y nueces), todo ello acompañado de fruta (kiwi, fresa y plátano) y condimentado con una pizca de canela.

Pues si, salimos rodando ese día de la cafetería, pero mereció la pena. Comimos de todo, disfrutamos del sol en la terraza y sinceramente, volvería tantas veces como fuese necesario, ¡jajajaj! A continuación, os dejo mi valoración.

 

Comida
Servicio
Presentación
Emplazamiento
Promedio
 

 

También te podría interesar

sin comentarios

Responder