Bares y Restaurantes

La Cantina de Burgos

19 junio, 2018
La Cantina de Burgos

La Catedral de Burgos.

Que ya no viva en Burgos no significa que no siga disfrutando de su gastronomía y para muestra esta nueva reseña gastronómica. Os presento La Cantina, un restaurante ubicado en la calle Arco del Pilar, en pleno centro de la ciudad.

La historia de este bar comienza saliendo de trabajar un sábado y buscando a las once de la noche un sitio que no estuviera ya lleno. Imaginaros, los típicos restaurantes a los que siempre vamos, estaban completos, así que era el momento de experimentar nuevos sitios. 

Tal fue nuestra suerte, que se produjo ese momento en el que alguien se levanta, deja un hueco y tu corres como si te fuera la vida en ello y sin piedad alguna, te haces con el sitio. Pues así es como conocimos La Cantina, puro producto del destino y una suerte encontrarla.

La Cantina de Burgos

La cosa iba de pintxos, porque era cena y tampoco queríamos comer mucho. Así que, en primer lugar, nos decantamos por unas copas de vino blanco (aun tengo que averiguar la marca del vino, porque estaba buenísimo) y comenzamos con un tartar de salmón con guacamole, cebolla roja e infusión de jengibre y soja. 

También estuvo presenta la carne, gracias a la brocheta de solomillo con pimiento confitado, patatas paja y aderezado con sal gorda. De esta forma tocábamos tanto mar como tierra en los pintxos.

La Cantina de Burgos

Luego fue el turno de un pequeño bocado a base de huevo. Sinceramente, este pintxo me pareció muy original. Era una yema de huevo, bacon y laminado de patata, todo envuelto es una especie de hojaldre. Al morderlo, en la boca se deshacía la yema. Finalmente, completaban el plato con un huevo aparte también al lado.

La Cantina de Burgos

No faltó el clásico de todos los clásico, que son las croquetas. Las cuales siempre tengo que pedir cuando voy con mi amiga Virginia. Es como un salvoconducto para ella, por si hay algo que no le gusta, siempre le quedarán las croquetas, jajaja.

La Cantina de Burgos

La verdad es que La Cantina me gustó mucho, incluso su decoración y su estilo. Cuando lo descubrimos me dio un poco de rabia, por no haberlo visto antes, ya que me quedé con ganas de probar muchas cosas más de su carta.

Comida
Servicio
Presentación
Emplazamiento
Promedio
 

También te podría interesar

sin comentarios

Responder