Recetas

Canelones de calabacín

31 mayo, 2018
Canelones de calabacín

Canelones de calabacín

El buen tiempo trae consigo nuevos platos a base de verduras. Es decir, ensaladas, menestras o como el que hoy os muestro, que se trata de una receta de canelones de calabacín. Para que veáis la de posibilidades que os pueden dar los vegetales a la hora de cocinar.

Es una idea muy original y fácil de elaborar. Además, al ser totalmente de verduras, os ayudará en ese intento de mantener la línea, en la que muchos estaréis de cara al verano. Os aseguro, que no os arrepentiréis de esta nueva receta.

INGREDIENTES:

  • Un calabacín.

  • 1/4 de cebolla.

  • 1/4 de pimiento rojo.

  • 1/4 de pimiento verde.

  • Champiñones.

  • Sal.

  • Pimienta.

  • Orégano.

Para la salsa (esta parte es opcional para aquellos que no estén a dieta):

  • Nata.

  • Queso.

1º. Partimos la cebolla, los pimientos y los champiñones en pequeños trozos y lo vertemos sobre una sartén con aceite, sal y pimienta. Una vez hecho, ya tendremos listo el relleno de nuestros canelones vegetales.

Canelones de calabacín

2. Después cortamos el calabacín en finas tiras. Si tenéis un pelapatatas, usadlo, es la mejor herramienta. De no tener, con un cuchillo y mucha paciencia conseguiréis el grosor deseado. Una vez tengamos nuestras láminas de calabacín, es el momento de pasarlo por la sartén en un “vuelta y vuelta” de apenas unos minutos.

Canelones de calabacín

Realmente este paso podéis hacerlo de dos maneras. Está la opción de hacer láminas tan grandes como el calabacín u optar por partirlo en cuatro porciones, en tiras más pequeñas, para luego superponerlas unas encima de las otras. En mi caso, escogí esta última.

3. A continuación, es el momento de montar el canelón. Para ello, posaremos sobre una superficie plana, unas cuntas capas de calabacín superpuestas, encima el relleno y envolvemos. Repetiremos este proceso hasta el final y así obtendremos nuestros canelones de calabacín.

Canelones de calabacín

4. En último lugar, elaboraremos la salsa. Basta con poner en un cazo un poco de nata, queso y orégano. Dejamos que espese y luego lo vertemos sobre los canelones, los cuales meteremos al horno unos cinco minutos después para que se terminen de elaborar.

Canelones de calabacín

Como veis, se trata de una receta muy sencilla, que requiere más de maña que de conocimientos en la cocina. Espero que os haya gustado y que intentéis elaborar esta receta. Eso sí, os aconsejo que tengáis paciencia cuando envolváis el canelón, ¡jajajaja!

Canelones de calabacín

 

También te podría interesar

sin comentarios

Responder