Recetas

Florentinas

23 Febrero, 2017

Florentinas

Algunas veces, en el supermercado, me adentro en la sección internacional y me da por probar productos de otros países. Ya sabéis, por innovar. Una vez decidí “bichear” por la gastronomía italiana, más allá de la pasta y encontré unos dulces riquísimos. Así fue como conocí la receta que os traigo hoy, son las famosas galletas Florentinas.

En realidad son unas galletas que nos encanta a mi madre y a mí, ya que son muy ligeras. Obviamente existen multitud de recetas. Sin embargo, yo me decanté por esta, que me pareció muy sencilla. 

INGREDIENTES:

  • 50g de mantequilla.

  • 100g de azúcar.

  • 100g de azúcar moreno/ miel (opcional).

  • 50g de nata.

  • 1/4 de cucharadita de bicarbonato.

  • Extracto de vainilla.

  • Almendras.

  • Arándanos.

  • 200g de chocolate.

1º. Sobre una sartén fundimos la mantequilla con los dos azúcares. Tenemos que hacerlo a fuego lento y que poco a poco se vaya creando como una especie de caramelo.

Mezclamos la mantequilla con los dos azúcares.

2º. Mientras ponemos a calentar el horno a 180º por arriba y por abajo. Una vez tengamos la mantequilla fundida, vertemos sobre ella la nata, la cucharadita de bicarbonato y el extracto de vainilla. Al final obtendremos como una salsa caramelo marrón. Sobre ella verteremos, por último, las almendras y los arándanos. No he puesto cantidad en estos últimos ingredientes, porque tenéis que echar tantas almendras y arándanos como sean necesarios. Es decir, hasta que no quede ni rastro del caramelo.

Vertemos las almendras y los arándanos.

3º. Finalmente, ayudándonos con dos cucharas iremos haciendo la forma de las florentinas sobre una bandeja de horno previamente forrada. Tenemos que hacerlas lo más finas posibles y con forma de círculo. Nos podemos ayudar con moldes también. 

Elaboramos las galletas.

4º. Las metemos en el horno y esperamos entre 15 y 20 minutos. Después, dejamos que se enfríen en una rejilla, mientras vamos fundiendo el chocolate. Luego bañamos la base de las galletas en él y dejamos que se solidifique. De esta forma ya tendremos listas nuestras galletas Florentinas.

Galletas Florentinas.

Además, os las podéis llevar para merendar o como se dice ahora: take away.  Yo opté por meterlas en una lata de galletas y llevarme mi café en mi taza portátil de Mr. Wonderful, regalo de Reyes de mi queridísima hermana. ¡Me encanto! Y se nota, porque he buscado una excusa para enseñárosla, ¡jajaja!

Galletas Florentinas.

También te podría interesar

sin comentarios

Responder