Bares y Restaurantes

Una experiencia Masala

31 Marzo, 2016

Café y té para terminar la visita al restaurante Masala de Burgos.

El descubrimiento de nuevos restaurantes para mostrároslos son uno de los post que más me gustan, porque yo me fío mucho de las impresiones de los demás y me gustan que me recomienden lugares, así que yo intento hacer lo mismo. Esta vez os hablo de Masala y su comida ecológica, un restaurante ubicado en Burgos.

En realidad, es tienda y restaurante a la vez. Cuando entras luce como una frutería más, solo que repleta de estanterías con productos ecológicos. Eso sí, no sé si habéis estado alguna vez en una tienda así, pero todas ellas tienen como un cierto encanto, una especie de mezclaentre descuidado aposta y vintage, no sé si me explico bien.

El restaurante Masala de Burgos también cuenta con una tienda para la venta de productos ecológicos.

Al fondo del local, es donde se encuentra la parte más de restaurante. Si vais, os recomiendo que o bien reservéis mesa, porque a la hora de la comida, por lo menos, suele llenarse; o bien, acudáis pronto, ya que no es muy grande el salón y os podéis quedar con las ganar de comer allí.

Las mesas de madera y las sillas de diferente madre cada una amplifican esa decoración de “esto mismo” en la decoración y a la vez, casan a la perfección con los cuadros de costa cantábrica que alberga sus paredes. Flores y plantas se ubican por todos lados e incluso radiadores de color verde.

El salón del restaurante Masala de Burgos.

La temática ecológica se lleva hasta los extremos, cosa que me parece estupenda, ya que las servilletas e incluso la misma carta son de papel reciclado. El azúcar, el té, etc., todos los productos son ecológicos y amparados por la Unión Europea. No sé a vosotros, pero a mí este sello también me da más seguridad en cuanto a los alimentos que voy a comer.

Aceitunas ecológicas en el restaurante Masala de Burgos.

En este lugar para beber suelen poner agua, no hay refrescos y como mucho una cerveza y un vino ecológico. Para seguir un poco la dinámica, mi madre y yo escogimos agua, porque fue ella la que me llevó a este sitio tan peculiar de Burgos

Nada más comenzar, nos pusieron una aceitunas. Con esto a mí ya me ganaron, porque ya sabéis que adoro los sitios que aún conservan esa costumbre de una olivitas antes de empezar a comer. Luego nos dieron la carta y la verdad es que tienen muy pocos platos, pero muy completos y que llenan bastante, aunque no lo parezcan. Uno de ellos fue este pastel salado de verduras y frutos secos con ensalada y salsa de tomate picante. 

Pastel salado de primero.

También optamos por estos jamoncitos de pollo guisado con hinojos, mirín, salsa de soja y arroz basmati. Estaba riquísimo  y jugosos, apuesto que seguro que sería de corral. Esto demuestra a aquellos más reaceos en acudir a estos sitios, que también hay lugar para la carne y no todo es verdura. 

De segundo: pollo guisado con hinojos, mirín, salsa de soja y arroz basmati.

De postre escogimos scone con salsa de arándanos totalmente casero. Es una especie de pan dulce típico del Reino Unido, que se toma mucho para desayunar y merendar. Finalmente, tomamos café y té para acabar la comida.

Un delicioso scone con salsa de arándanos para terminar.

En mi opinión, el lugar es precioso, el servicio estupendo, la comida rica y lo único, que es un poco caro, pero porque usan productos ecológicos y estos siempre tienen ese valor añadido, que luego debe plasmarse económicamente. Incluso el pan que comimos era ecológico. Así medio menú (un plato, un postre y una rebanada de pan) cuesta 10€, mientras que un menú completo (dos platos, un postre y una rebanada de pan) sería 14€. Tampoco son unas cantidades disparatadas, pero sí superiores a muchos otros lugares.

El restaurante Masala de Burgos escoge panes multicereales para sus clientes.

Comida
Servicio
Presentación
Emplazamiento
Promedio

También te podría interesar

4 Comentarios

  • Reply La Cocina de Puri Pastor 31 Marzo, 2016 at 16:25

    Pues si que es un precioso lugar
    y una maravilla todo lo que se come allí, con la calidad de los ingredientes
    y la confianza de saber que usan productos ecologicos
    A mí cualquier restaurante me parece delicioso, y me encanta poder degustar sus platos
    que cocinando como lo hacemos nosotros, sabemos el cariño que les ponen en cada uno de sus platos y que los preparan para que podamos disfrutar… y se nota cuando hacen un buen trabajo…
    mi enhorabuena a todos los que con su buen hacer nos hacen disfrutar comiendo…
    gracias por llevarnos a este encantador sitio
    mil besossssss !!!

    • gplus-profile-picture
      Reply Azúcar y Orégano 31 Marzo, 2016 at 19:25

      Exacto, esta clase de sitios merecen tener su propia publicación como recompensa, ¿no?

  • Reply Malena González Reza 1 Abril, 2016 at 16:29

    A mí también me parece una gran idea compartir opiniones acerca de lugares y restaurantes. Además de dar a conocer sitios que quizá no conoces, sus opiniones son siempre interesantes para tener en cuenta. Me encantan estos restaurantes porque no sólo cuidan cada ingrediente en sus preparaciones, en los locales miman hasta el último detalle.
    Un besito 🙂

    • gplus-profile-picture
      Reply Azúcar y Orégano 2 Abril, 2016 at 13:29

      Desde luego y además, sienten un respeto por los clientes que es digno de mencionar.

    Responder