Bares y Restaurantes

La Tapería de Columela en Cádiz

20 Enero, 2016
La Tapería de Columela: tapa de quesos y chicharrones.

No existe mejor publicidad que el boca en boca y más si se trata de un bar o restaurante. Así fue como conocí la Tapería de Columela, ubicada en el mismo centro de Cádiz. Ya os podéis imaginar lo que se avecina, pues sí, una experiencia gastronómica. Así que…, ¡seguidme!Debo admitir, que más que una crítica es una reseña gastronómica, porque más que ir a comer, fuimos a picar algo ligero. Todo esto fue en plenas Navidades, ya sabéis, buscando regalos llega un momento que te hartas y dices: “debo tomarme un descanso ya, estoy saturada”. Así que como estábamos en la calle de las tiendas en Cádiz (calle Columela) y me habían hablado tan bien de este bar, pues entramos en él.

Interior de la Tapería de Columela.

Tuvimos suerte, porque era temprano y día laboral, por lo que no había mucha gente. Se podría decir que soy de gustos clásicos y normalmente como entrante siempre pido o ensaladilla, o algún tipo de embutido, así que esta vez opté por chicharrones y queso, los cuales estaban muy ricos.

Luego pasamos a tapas más elaboradas y empezamos con un solomillo a la salsa de boletus y la verdad…, aquel solomillo no me sabía a boletus, sino a queso. Pregunté a los camareros si se habían equivocado por un descuido, pero por lo visto no. Yo suelo comer muchos boletus en Burgos y en aquel plato yo no los distinguía. No sé qué pensaréis vosotros, pero os dejo la foto para que juzguéis. Tras este primer desencuentro, digamos que ya fui como enjuiciando todo. 

Solomillo a la salsa de boletus.

La presentación de la minihamburguesa fue muy original, por lo visto este bar ha recibido muchos premios gastronómicos y se notaba en sus presentaciones. Combinan lo tradicional con lo moderno, que es una corriente gastronómica que esta funcionando muchísimo.

Minihamburguesa.

Tras mi primer desencuentro con el solomilllo de boletus, finalmente opté por pedir una tapa sencilla y típica, unos huevos rotos. Era imposible llevarme un chasco con una tapa como esta y la verdad, no quería irme a malas de aquel sitio.

Huevos rotos.

Puede que mi crítica tenga un cierto aire sentenciador, pero no es así del todo. Me he propuesto volver de nuevo y observarlo con otros ojos y con otra perspectiva. Porque en realidad creo que la Tapería de Columela realmente lo vale, así que ya os contaré.

Fachada de la Tapería de Columela.
Comida
Servicio
Presentación
Emplazamiento
Promedio
 
 
 

También te podría interesar

6 Comentarios

  • Reply Carmen Barroso 20 Enero, 2016 at 15:17

    Cuando vaya por Cadiz pasaré por este bar, ya te contaré, besos.

  • Reply maria --decorecetas-- 22 Enero, 2016 at 16:59

    que buenaaaaa pintaaaaaaa

  • Reply Mi ratito del café 24 Enero, 2016 at 12:56

    Vaya descubrimiento! Pero es cierto que a veces empezamos con mal pie en un sitio y ya es difícil que la cosa vaya bien. Yo también soy bastante sentenciadora en ese aspecto, y es difícil que vuelva a un lugar cuando no he recibido lo que esperaba, pero nada como una segunda oportunidad para confirmar primeras impresiones 😉 1 besazo enorme guapa y feliz domingo!

  • Responder