Sin categoría

Surcando el “Carrascal” burgalés

16 septiembre, 2014
Surcando el "Carrascal" burgalés

   Un mes, casi, hace que visitamos Burgos y aún tenemos cosillas para contaros de allí. Nuestro blog es tanto de cocina como gastronómico, y en este último sentido es por donde va orientado nuestra nueva publicación. Así pues, regresamos con nuestras críticas a restaurantes y esta vez le ha tocado a el Carrascal de Burgos.

Surcando el "Carrascal" burgalés
   Ubicado en la carretera de Monasterio San Pedro de Cardeña y en los terrenos de Cardeñajimeno (un pueblo castellano). Su afición por las motos y por los coches es apreciado es su página personal de Facebook, pues en numerosas ocasiones hacen encuentros con este sector.
    Sin embargo, no os hablaremos de ni a qué se dedican, ni lo que hacen, ni nada por el estilo, sino más bien de su comida. Donde, como sabréis, imperan las carnes de ternera y cordero, pues es lo más típico de esta tierra. Además, de las raciones generosas y tradicionales de las zonas norteñas de España. Nosotr@s llegamos a la conclusión de que es el frío lo que les hace comer más, porque necesitan que sus cuerpos estén calientes y fuertes para aguantarlo. Advertimos también, que al ser un lugar al lado del campo y ser verano, es común encontrarse alguna que otra abeja en el comedor, así que para aquellos que las temen, que sepan que pueden ver alguna.
   No hay comida sin entrantes y nosotr@s empezamos por ellos. En primer lugar comenzamos con una tapita de morro. Muchos pensaréis: “¿cerdo en Castilla? Yo no lo pediría, en Andalucía es mejor” o “¿casquería? ¡Ni hablar!”. Puede que tengáis razón, pero para gustos no hay colores y se nos antojo este bocado tan rico que nos trae tantos recuerdos de nuestra infancia, cuando veraneábamos en la Sierra de Aroche, en Jabugo, Aracena, etc. 
Surcando el "Carrascal" burgalés
   Luego continuamos con una patatas fritas con queso de cabrales. Tened en cuenta que Asturias está muy cerca de Burgos y por ello, también su gastronomía, y la verdad, estaban estupendas. Competían dignamente con las patatas bravas de la “Mejillonera”, ese bar del que os hablábamos en la publicación sobre pintxos en Burgos.
Surcando el "Carrascal" burgalés
  Después fueron las croquetas de voletus, ¡qué menudo acierto! Totalmente caseras y con ese sabor de setas estaba delicioso, nos las comimos en seguida. Claro que este plato es de temporada, porque las voletus, como sabréis, únicamente están en un determinado período de tiempo.
Surcando el "Carrascal" burgalés
  
  Lo que nunca pueda faltar en una buena mesa es la ensalada, y más si el plato principal va a ser carne, así que en esta ocasión tampoco íbamos a hacer una excepción. Nos decantamos por una ensalada de cogollos, con pimientos rojos, cebolla crujiente, anchoas y nuestro querido queso cabrales. Todo ellos condimentado y decorado con vinagre de módena.
Surcando el "Carrascal" burgalés
   
   Como plato fuerte ganó los huevos rotos con chorizo y patatas fritas, todo muy campero, muy calórico y muy rico. Lo mejor de todo, esas patatas naturales, con ese chorizo que expulsaba tanto color y grasa, un juguillo que a todos nos gusta acompañar con pan.
Surcando el "Carrascal" burgalés
   Por último, nuestra deliciosa carne de ternera, sazonada con sal gorda, rosada y poco hecha. Acompañadas de patatas y pimiento verde, así como de una mini abrasadora para terminar de hacerla a nuestro gusto. Una carne que se deshacía en la boca y que inspiraba hasta el último surco de nuestro paladar. Una maravilla hecha comida, sin duda.
Surcando el "Carrascal" burgalés
    Cuando parecía que ya no podíamos comer más llegaron los postres, y que queréis que os digamos, sí que cabía un poco más en nuestro estómago. Tarta de queso, tarta de whisky y tarta brownie, también tenían postres caseros como natillas y torrijas. No obstante, no todo podía ser perfecto y un ejemplo fue la tarta brownie, que lucía realmente rica, pero cuyas nueces estaban humedecidas como el bizcocho. Así que os recomendamos que no la pidáis.
Surcando el "Carrascal" burgalés
   En definitiva, los postres no ensombrecieron una comida que estaba realmente deliciosa. Así que os recomendamos que si visitáis Burgos, acudáis a este sitio, porque os aseguramos que con hambre no os quedaréis. Además, el servicio es estupendo y os tratarán fenomenal.
CALIFICACIÓN = 8


Recordad nuestro “¡GRAN SORTEO!”. En él podréis conseguir una set de utensilios aptos para cualquier cocina. Pinchad AQUÍ y participad. ¡ANIMAROS!

¡GRAN SORTEO!


                                                
   Esperamos que os haya gustado esta nueva entrada y por favor no dudéis en comentarla. También deciros que estamos presentes en infinidad de redes sociales: TwitterFacebookPinterest, etc., (en la columna de la derecha) y nos gustaría teneros allí también. Os esperamos en la próxima, aquí, en Recetas de Azúcar y Orégano.

Texto e Imágenes: PROPIAS

También te podría interesar

16 Comentarios

  • Reply Rosi Díaz 16 septiembre, 2014 at 13:15

    Hola Chikis, me ha encantado vuestro post. No conozco Burgos, pero seguro que se lo han pasado de muerte con su oferta gastronómica, se ve todo delicioso, yo creo que hasta repetiría postre, jajaja.
    Besos

    • gplus-profile-picture
      Reply Azúcar y Orégano 16 septiembre, 2014 at 13:45

      Gracias Rosi, y repite postre siempre y cuando no sea brownie, ¡jajaja!

  • Reply El desvan de vicensi 16 septiembre, 2014 at 16:27

    Que pinta!!! Apetece hincarle el diente solo con verla. Besos.

  • Reply María E. mg 16 septiembre, 2014 at 19:40

    Me estoy poniendo perdida de tanto babear viendo este festín!! Conozco Burgos (y también Aracena, aunque de morritos nada, que no me gustan)
    Me apunto el nombre del restaurante para cuando vaya de nuevo por allí, umm! un beso.

  • Reply Alicia Hierbabuena 16 septiembre, 2014 at 20:30

    Un viaje estupendo con unas comidas apetecibles a más no poder.
    Besazos.

  • Reply Francesca Bautista 17 septiembre, 2014 at 7:16

    Yo si que conozco Burgos una pasada,.muchos besos de LAS RECETAS TRADICIONALES DE COCINA.

  • Reply Cuca 17 septiembre, 2014 at 7:33

    ¡Madre mía! ¡Me gusta casi todo! (menos la casquería que no es lo mío)

    Tomo buena nota del restaurante, Burgos está entre mis ciudades pendientes de visitar en breve

    ¡Gracias por la información!

    ¡Besos mil!

    • gplus-profile-picture
      Reply Azúcar y Orégano 17 septiembre, 2014 at 13:10

      Pues su gastronomía es increíble, te animamos que la visites dentro de poco.

  • Reply Dezazu 17 septiembre, 2014 at 13:47

    He encontrado ahora mismo tu blog y tengo que decirte que es un espacio encantador, me ha entusiasmado todo, asi que para no perderme ninguna entrada me hago seguidora ahora mismo!!
    Te invito a dar una vuelta por mi rinconcito, espero que tambien te guste!!
    Un Saludo
    dezazu.blogspot.com.es

    • gplus-profile-picture
      Reply Azúcar y Orégano 17 septiembre, 2014 at 15:47

      ¡Qué bien que te guste tanto! Ahora mismo vamos a tu blog.

  • Reply LA COCINA DE RADIO FILABRES 17 septiembre, 2014 at 17:04

    Me ha encantado todo de esta entrada !!!
    vamos que parece que hemos pasado todos ese día en el restaurante con vosotros…jjj
    la verdad que todos los platos los hubiera probado…pero esas croquetitas….uhmmmm
    incluso la ensalada me parece de lo más apetitosa
    ya veo que pasarlo bien….lo pasastéis y eso es de lo que se trata cuando salimos a comer
    pasarlo bien y comer divinamente
    un besazo grandisimo !!!

    • gplus-profile-picture
      Reply Azúcar y Orégano 18 septiembre, 2014 at 10:24

      Jo, ¡qué bien! Eso era lo que buscábamos con esta nueva entrada, que sintierais que estabais ahí con nosotr@s.

    Responder