Recetas

Galletas de leche condensada

13 junio, 2013
Galletas de leche condensada
 

Galletas de leche condensada

Para los desayunos, para las meriendas, como postre después de alguna comida, es decir, para cuando queráis. Así es la receta que hoy os traigo, unas deliciosas galletas de leche condensada, fáciles de elaborar y muy diferentes de las que solemos consumir.

No hay nada como experimentar con nuevas recetas, así es como encontré estas galletas. Siempre hago las mismas, o bien las de mantequilla o las de pepitas de chocolate. Era hora de cambiar y estas galletas de leche condensada han venido en el mejor momento.

 

INGREDIENTES:

  • 2 huevo.

  • 200g de leche condensada.

  • 100g de mantequilla.

  • 50g de azúcar.

  • 1 cucharada de azúcar avainillado.

  • 300g de harina (y tened más para amasar).

También usaremos un tenedor para dar forma a nuestras galletas.

 1º. En un recipiente batimos el huevo y le añadimos los azúcares, la leche condensada, la mantequilla y la harina. A pesar de que he dicho que solo tomaremos 300g de harina, iremos añadiendo cuanto necesitemos, hasta que formemos una masa que no se nos pegue a las manos. Una vez hecha la masa, haremos una pelota con ella y la envolveremos en papel transparente para dejarla reposar en el congelador durante unos 30 minutos.

Galletas de leche condensada

2º. Sacamos del congelador y vamos cortando trozos de la masa en pequeñas bolitas, que posaremos en la bandeja del horno. Mientras, ponemos a precalentar el horno a 150º. Las formas que haremos en las galletas será como de ondulaciones. Esto se consigue mojando un poco el tenedor en agua y presionando el cubierto sobre la bola, hasta que se aplane y consigamos la silueta del tenedor.

Galletas de leche condensada

3º. Una vez tengamos hechas las formas, cogemos otro huevo y lo batimos. Con la mezcla pintamos las galletas y después las metemos al horno, durante unos 15 minutos o bien, hasta que veáis que se empiezan a dorar por los lados.

Galletas de leche condensada

Como veis, así quedan estas pequeñas galletas, deliciosas, con sabor a leche condensada. Su tamaño hace que sea posible comerlas en cualquier momento, ya sea de picoteo, como pastas para la merienda, para el desayuno. Cualquier momento es perfecto.

 

También te podría interesar

24 Comentarios

  • Reply Ingeniera de Cupcakes 13 junio, 2013 at 10:38

    Parece que nos ponemos de acuerdo con la leche condensada! 🙂
    Os han quedado con una pinta estupenda!
    Un besote enorme!

    • Reply Azúcar y Orégano 13 junio, 2013 at 11:18

      No me lo puedo creer, jajajajaja, si es que las grandes mentes siempre piensan de la misma forma 😛
      Muchas gracias Ingeniera de Cupcakes, siempre son bienvenidos tus comentarios.

  • Reply Nissi El Gat 13 junio, 2013 at 11:01

    Tienen una pinta estupenda, pero esto para mis michelines sería como… el premio gordo?? jajajaj

  • Reply Ana Mª Caballero Cáceres 13 junio, 2013 at 13:29

    Están diciendo cómeme!!!, me las apunto para hacerlas una día. me encantan todos los dulces que llevan leche condensada, así que estas galletas creo que también me gustaran

    Besos

    • Reply Azúcar y Orégano 13 junio, 2013 at 14:17

      Apunta Ana, apunta, jajajaja, están muy buena, y si te gusta la leche condensada, con más motivo tienes que hacerlo.

  • Reply Amparo 13 junio, 2013 at 13:38

    Me han encantado estas galletas, con lo que a mi me gustan….Pero me gustaría preguntarte con estas cantidades más o menos cuántas galletas te han salido, ya que en casa sólo somos dos y así me hago una idea por si tengo que poner menos ingredientes. Un besote.

    • Reply Azúcar y Orégano 13 junio, 2013 at 14:19

      25 galletas me salieron pero pequeñas, es decir, los ingredientes que hemos puesto son excelentes para pocas personas. Porque en nuestra casa tampoco somos muchos y nos pasa igual que a ti.

    • Reply Amparo 13 junio, 2013 at 18:56

      Muchas gracias, en mi casa 25 galletas acampañadas de un café duran un suspiro. Un beso.

    • Reply Azúcar y Orégano 13 junio, 2013 at 19:12

      De nada Amparo, para eso estamos ^^

  • Reply Julia Romero 13 junio, 2013 at 14:32

    Unas galletitas muy ricas, ya sabes que en mi casa las galletas caseras gustan mucho, estas tambien las he probado y repetido varias veces. Te han quedado geniales. Bs.
    Julia y sus recetas.

    • Reply Azúcar y Orégano 13 junio, 2013 at 14:49

      En nuestra casa igual, se las comen con la mirada, y más con lo pequeñas que son.

  • Reply Lianxio Bloguera 13 junio, 2013 at 14:46

    Pues bien ricas deben estar! Y bien sencillitas!

  • Reply Alberto Iosune 13 junio, 2013 at 17:07

    Lo único malo de las galletas es que son un vicio!!! Menuda pinta!!! 🙂

  • Reply Lourdes 5 julio, 2013 at 18:54

    Galleeeeeetas, que delicia tengo que probarlas. Me quedo por aquí, me gusta lo que veo.
    Besotes

    • Reply Azúcar y Orégano 6 julio, 2013 at 8:56

      Bienvenida Lourdes, espero que te guste mucho nuestro blog y que nuestras recetas te agraden

  • Reply book guardian 8 julio, 2013 at 10:17

    uooo que buenas tienen que estar. esta receta me la apunto ^^

    un beso 🙂

    • Reply Azúcar y Orégano 8 julio, 2013 at 19:53

      Gracias Book Guardian por tu comentario, nos alegra que te gusten.

  • Reply El Mito del Sofrito 8 noviembre, 2013 at 6:44

    Para merendar esta tarde me voy a llevar unas cuantas!!!!
    Golosa que es una y no lo puede evitar, ¡qué le vamos a hacer!

    Un beso!!

    María

  • Reply Anónimo 3 febrero, 2015 at 19:11

    una palabra EXQUISITAS!!!! las hice ayer tarde y han sido un éxito

    • Reply Azúcar y Orégano 3 febrero, 2015 at 22:40

      ¡¡¡QUÉ BIEN!!! Para la próxima pon tu nombre, así sabremos cómo te llamas ^^

    Responder

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.